Project Description

Puta y masajista erótica bilbaina en Bilbao
Masajista y puta madurita en Bilbao
Masajista erótica muy sensual en Bilbao

Deliciosa masajista erótica bilbaína

Bilbaína discreta.

Sexo maduro y sin tabú.

40 años.

Masajista bilbaína.

Erótica y sensual.

Deliciosa, atractiva y exquisita.

Super tranquila y super relajante.

Exquisita felación.

Muy discreta.

¿Nos vemos?

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de «Quiero tenerte dentro»

Autor: hada1711

…voy leyendo e introduciéndome en el papel de la protagonista; me gusta, empiezo a sentir que necesito tocarme y satisfacer así mi gula de placer fantasioso..
Me bajo la cremallera del pantalón, entreabro las piernas y deslizo mi mano por encima del tanga de lycra negro; sí, ese semitransparente que te deja ver mi sexo y te excita tanto cuando me lo ves puesto.
Noto el calor de mi segunda boca por debajo de la ropa interior, así que necesito más, más contacto, y deslizo mis dedos por debajo hasta llegar a los inicios de mi sexo; el cual está ardiente y húmedo por la excitación.
Me acaricio muy lentamente, con suma precisión y dedicación a mi misma; segura de darme el máximo placer posible.
Separo las hojas de mi sexo para acariciar cada uno de sus rincones. Me gusta imaginarme que es tu boca quien se recrea en ello, lamiéndome lentamente, bebiendo del cáliz de mi cuerpo.
Ummmm, miles de escalofríos me recorren de arriba abajo paseándose por mi columna vertebral, noto como se me eriza la piel por la excitación.
Estoy sentada en una silla enfrente del ordenador, con los pies casi de puntillas debido a la gran excitación y deseosa de llegar al clímax que tengo.
Abro más las piernas, tensando los músculos de los muslos una y otra vez; contraigo el trasero en espasmos casi involuntarios, deseando derramarme con mis hábiles y juguetones dedos. No te imaginas lo que daría ahora por notar tu boca en la mía y poder así luchar contra tu lengua; tenerte dentro y notar toda tu fuerza mientras me embistes como un animal en celo.
Noto como los efluvios de mi sexo aumentan; la tensión va en alza, notando como me acaricio cada vez más deprisa e intensamente, ejerciendo más presión en mi sexo al entrar y salir de él.
Me contraigo y me retuerzo como una serpiente capturada por su cazador, me deslizo como una de ellas reptando por mi cuerpo sedienta de mi estanque de líbido y placer.
Mis jadeos van en aumento, y por mi espalda empiezan a deslizarse tímidas gotas de sudor pecaminoso y lascivo.
UmMmMMMmmmm, me encanta sentirme viva y darme el máximo placer que me puedo permitir; estoy cerca del clímax, y en este momento acelero e intensifico mis caricias y movimientos humedeciéndome todo el sexo con las manos, lo cual hace que éstas puedan resbalar y moverse con mucha más facilidad e intensamente.
Me contraigo y me retuerzo más y más, mi respiración se intensifica y entrecorta notando como mis dedos me hacen el amor por interés, lascivos y experimentados ya en el arte de amarme a mi misma.
Noto como el placer ya ha llegado al máximo y mi sexo se tensa contrayendo todos los músculos de mi cuerpo.
Llega un espasmo y pequeñas contracciones de mi zona secreta; un pequeño grito escapa impune de mi boca, cierro los ojos, suspiro y me relajo tras un trabajo efectuado con tanta precisión y tan concienzudamente.
Me quedo encantada, como en éxtasis; satisfecha y feliz.