Project Description

Las mejores putas y escorts en Bilbao
Fiestas, sexo y placer en Bilbao
Casasy pisos de putas y escorts en Bilbao

Ane, guapa, exuberante y viciosa

Ane, 23 años.

Guapa y exuberante escort colombiana de espléndido culo respingón que te pondrá a mil!!

Muy viciosa y complaciente.

Nunca podrás olvidar mi boca de labios carnosos y rosados haciéndote la mejor mamada de tu vida.

Soñarás con mi culo respingón y con mis preciosos pechos naturales.

Todo sin prisas.

También hago desplazamientos a domicilio.

Llámame y ven a conocerme cuanto antes… lo disfrutaremos!

Placer y Discreción.

24 horas.

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de «A flor de piel»

Autor: Lisandro di Gregorio

Acariciándola con la suave humedad del interior de mis labios, sorbiendo con fruición la tierna piel del prepucio y socavando el surco que lo cobijaba, fui introduciéndola en la boca hasta sentir como su gruesa carnosidad me ahogaba.
Mientras los labios succionaban ávidamente la cabeza del falo, mis dedos lo estrecharon apretadamente, sometiéndolo a un intenso vaivén masturbatorio que fue levantando un rugido en el pecho de Marcel quien, aferrándome por los cabellos, sacudía mi cabeza penetrándome como si la boca fuera un sexo. Un intenso mareo nublaba mi vista y en tanto los dedos aprisionaban al falo, él comenzó a eyacular en una suerte de cortas explosiones de semen que se volcaron sobre mi mentón y boca la que, ante el desusado sabor a almendras dulces, se afanó en sorberlo con unas ansias que desconocía. Jamás había tan siquiera imaginado la beatitud y el baño de bienestar interno que esa degustación derramaría por mi cuerpo y en tanto seguía chupando el pene, le suplicaba a Marcel que me hiciera alcanzar el orgasmo. Afortunadamente, el debía de tener un vigor desusado o sufría de la misma incontinencia sexual que yo y esa primera eyaculación parecía haberlo estimulado.
Acostándose a mi lado y detrás, alzando una de mis piernas me penetró, pero no comenzó con el vaivén del coito sino que volvió a retirar el pene para volverme a penetrar y así una y otra y otra vez y cada una era como la primera.