Bruna, guapa, femenina y bien dotada

Bruna, guapa, femenina y bien dotada 2018-05-10T09:48:04+00:00

Project Description

Belleza travesti de lujo en Bilbao
Follar con travesti femenina en Bilbao
Guapa travesti femenina y tetona en Bilbao

Bruna, femenina y lechera

Mi primera vez en Bilbao.

Travesti Bruna.

Tranx guapa, muy femenina y muy dotada como ves en mis fotos y puedes comprobar.

Activa – pasiva.

Una morenaza de escándalo.

Bellezón trans.

Besucona.

Viciosa.

Experta en principiantes.

Con mucho aguante.

Muy bien dotada.

Lechera.

Fiestas.

Mi leche calentita es para ti.

Visa.

24 horas.

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de “De la oficina a mi casa”

Autor: Buscotrans

Sus pezones eran marrón oscuro, los mordí, hacía círculos alrededor de sus areolas y tomaba los pezones entre mis dientes.

Ella solo guiaba mi cabeza con sus manos para que siguiera comiéndome ese par. Volví a bajar a su vientre y comencé a desabrochar sus vaqueros, ella me detuvo y con sorpresa y ternura me pidió que me detuviera. – Quiero hacerlo yo -, me tomó de la mano y me sentó en el sillón.

De espaldas a mí se veía escultural, su cabello negro, su espalda y sus vaqueros que iban bajando poco a poco para mostrar unas preciosas nalgas. Se bajó la ropa interior con las piernas cerradas, por lo que su culo se veía más parado.

– Cierra los ojos -, me pidió. Asentí y luego de segundos de silencio, pude palpar que se estaba sentando sobre mí. Sus manos guiaron las mías a sus tetas, luego a su boca para mamar mis dedos uno a uno, pero yo quería bajar a su entrepierna.

Prácticamente tomé la iniciativa y acaricié nuevamente sus tetas, su vientre, su ombligo hasta que llegué a su entrepierna. Tenía un pene macizo, completamente depilado y aparentemente, de un tamaño considerable que pude medir al tomarlo todo entre mis manos.

Comencé a masturbarla, de arriba a abajo haciendo especial presión en la cabeza que ya empezaba a humedecerse. Ella comenzaba a mover sus caderas al ritmo de mis arremetidas en su polla, pensé que de un momento a otro su culo sería mío pero me quitó la mano y se levantó.

– Abre los ojos, amor -, obedecí y tenía frente a mí un pene largo y medianamente grueso. Como si me estuviera desvirgando, suavemente comenzó a introducir su pene en mi boca.

Era suave, tenía un sabor un poco ácido, pero a la vez dulce. Lo sacaba y pasaba mi lengua por su glande, ella solo gemía y movía sus caderas. Luego de unos minutos, estaba agarrándome de sus nalgas para guiar el sexo oral y lamer sus bolas depiladas.

Luego se volteó, se abrió las nalgas y comenzó a pasármelas por la cara. Yo mordía, lamía, jugaba con su pene. Su culo estaba totalmente dilatado y era precioso, yo no aguantaba más así que la tomé por la cintura y la senté sobre mi pene.

Fue una penetración rápida y placentera, su culo a pesar de verse muy dilatado era estrecho y abrazaba mi pene con suavidad. Comencé un mete y saca, mientras con una mano la masturbaba y con otra acariciaba sus tetas.