Project Description

Escort tetona complaciente en Bilbao
Sexo oral y anal en Bilbao
Griego y francés natural en Bilbao relax

Candy, pura fogosidad y sensualidad

Candy, escort dominicana de 20 años.

Pura sensualidad y fogosidad.

De fina piel canela y sinuosas curvas que te harán soñar con el paraíso.

Deslízate por mis espectaculares curvas y haz realidad todas tus fantasías.

Quiero sentir que he cumplido todos tus deseos.

Déjame hacerte un buen masaje erótico para relajarte y. . . después sólo tenemos que dejarnos llevar por la pasión.

Servicios muy completos.

24 horas.

Te espero.

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de «De tal palo tal astilla»

Autora: Xella

– Ven aquí pequeña. Demuéstrame si es verdad lo que dicen que de tal palo tal astilla – Dijo el chico, agarrándose la polla. Miriam obedeció.
Las dos chicas estaban de rodillas, una al lado de la otra, tragándose cada una su polla correspondiente. Estela estaba asombrada de la facilidad con la que Miriam había obedecido, pero la situación estaba volviendo a superarla. Estaba evadiéndose de todo y volviendo a sentirse caliente.
– Parece que eres tan hábil como tu hija en el arte de chupar una polla. Veamos qué tal te comes un buen coño ahora. – Dijo Shana, quitándose el arnés y abriéndose de piernas.
Estela dudó, hasta que unas manos guiaron su cabeza hacia el húmedo coño que tenía delante. Comenzó a lamer lentamente, mientras esas manos la guiaban en su labor. Introducía la lengua y la movía en rápidos movimientos, escuchando los gemidos de placer de Shana. Entonces, algo comenzó a abrirse paso en su coño. Jamaal iba a follarla, pero entonces… ¿Quién estaba guiando su cabeza?
Aparto la boca y giró para ver como Miriam era la que estaba ayudándola a comerse un coño por primera vez en su vida.
– ¡Hija!
– No te preocupes mamá. Es mejor así… Déjate llevar y disfrutarás más…
Las palabras de su hija la dejaron helada, hasta que la enorme polla de Jamaal volvió a llenarla por dentro. Unas cuantas embestidas después y volvía a estar comiéndose el coño de Shana.
Estela estaba siendo usada por el coño y por la boca y mientras tanto, su hija, comenzó a acariciarla suavemente, como animándola a seguir y premiándola por su buen comportamiento.
El primer orgasmo llegó de repente.