Project Description

Follar con putas tetonas en Bilbao
Casas de putas con escorts tetonas en Bilbao
Pisos de escorts con putas tetonas en Bilbao

Carlota, escort de grandes pechos

Carlota, 33 años.

Guapa escort venezolana de maravillosos pechos naturales (talla 140).

Fiestera, viciosa y complaciente.

Servicios muy completos:

  • Francés natural
  • Cubana
  • Besos con lengua
  • Masajes eróticos
  • y muchas cosas más.

Alegre, extrovertida y muy aseada.

Llámame y convirtamos nuestra cita en un encuentro inolvidable.

Discreción e higiene.

24 horas.

Parking propio.

Visa.

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de «La degustadora de placeres»

Autor: Alice Carroll

Mi oficio es sencillo y sumamente agradable. Cojo uno de los productos o placeres, como yo los llamo, lo desnudo de su envoltorio, siento su tacto entre mis dedos, palpo su textura, siento su peso en la palma de mi mano, mido su tamaño y me estremezco con su grosor.

Los vibradores son mi debilidad. Sus llamativos colores, su olor afrutado y sus divertidas pero excitantes formas y rugosidades. Las vibraciones que producen me precipitan irremediablemente a una cascada de orgasmos en un breve lapso de tiempo. Soy especialista en estos placeres y guardo en mi caja negra de terciopelo todo un ejército de ellos al servicio de mi sexo. Por supuesto que a todos los he dignificado como merecen bautizándoles con un nombre: “Manolito”, “Conejito”, “Bichito”… El diminutivo que les aplico nada tiene que ver con su aspecto y su forma real, es simplemente un cariñoso apelativo como agradecimiento por estar siempre a expensas de mi ansia de placer.

Anoto los resultados de mi análisis técnico en una pequeña hoja de papel y posteriormente paso al análisis empírico, la mejor parte del estudio. Me desnudo con ansiedad, cojo uno de mis placeres y me masturbo con él. Pruebo mil posiciones y posturas, compruebo todos sus usos y toco todos y cada uno de sus botones en el caso de que vaya a pilas. Gracias a Dios que mi empresa me suministra de baterías, no tendría presupuesto para adquirir el arsenal que gasto mensualmente.