Florencia, inolvidable escort argentina

Florencia, inolvidable escort argentina 2018-06-25T08:35:26+00:00

Project Description

Guapa puta argentina en Bilbao
Puta argentina tetona en Bilbao
Sensual puta argentina en Bilbao

Florencia, guapísima escort argentina

Florencia.

Escort argentina de 32 años.

Guapísima mujer con un fantástico cuerpo bien moldeado.

Muy sexy y discreta.

Señorita de compañía argentina con exquisita educación y gran saber estar.

Muy natural, cariñosa y complaciente.

Servicios exquisitos y muy completos.

Me encanta el buen sexo entre dos personas con absoluta complicidad.

Si me conoces corres un solo riesgo: nunca podrás olvidarme!

Total discreción.

24 horas.

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de “50 sombras de Grey”

Autor: E. L. James

De repente, él se sienta, me quita las bragas y las tira al suelo. Se quita sus calzoncillos y su erección brota libre. ¡Santo cielo!… Se arrodilla y saca un condón de considerable longitud. Oh no… ¿Lo hará?¿Cómo?
Cierro los ojos, sintiendo el crecimiento – que excitante (…).Oh, sí… su golpe se incrementa poco a poco. Yo gimo muy fuerte. Soy todo sensaciones… Todo él disfruta cada golpe, cada empujón con el que me llena. Y toma ritmo, metiendo más rápido … más duro… Todo mi cuerpo se mueve a su ritmo y puedo sentir mis piernas rígidas y mis entrañas temblando y vivificantes. “Vamos, nena, déjalo todo para mí”, engatusa con los dientes apretados, y la necesidad ferviente de su voz – la tensión – me lleva por encima del límite.

Desliza una pierna entre las mías, empujando mis pies, alargando mi postura, y mueve mis manos hasta mi sexo, una mano cada vez, por tiempos, creando un ritmo. Es muy erótico. Realmente soy una marioneta y él es el maestro titiritero …

Lo introduzco profundo en mi boca, así que lo puedo sentir al fondo de mi garganta y luego al principio otra vez. Mi lengua gira alrededor de la punta. (…) Chupo más y más fuerte… Mmm… Mi diosa interior está haciendo merengue con algunos movimientos de salsa.

Gimo muy fuerte. Se mueve, golpea con fuerza dentro de mí, a un ritmo rápido, intenso contra el trasero dolorido. La sensación sobrepasa la exquisitez, lo crudo, lo degradante y lo alucinante.

De repente me agarra y me inclina sobre su regazo. Con un movimiento suave, dobla su cuerpo y mi torso está descansando en la cama junto a él. Pone su pierna derecha sobre las mías y coloca su antebrazo izquierdo en la parte baja de mi espalda, presionando, por lo que no me puedo mover… Sitúa su mano en mi trasero desnudo, suavemente me acaricia y da vueltas con la mano plana. Y entonces su mano ya no está ahí … y me golpea – duro.