Natacha Suzuki, impresionante morenaza

Natacha Suzuki, impresionante morenaza 2018-08-21T09:45:57+00:00

Project Description

Travesti de rabo gordo en Bilbao
Travesti de lujo en Bilbao
Travesti femenina y morbosa en Bilbao

Natacha Suzuky. Impresionante travesti morenaza. Todos los servicios.

Hola, soy Natacha Suzuki, Reina del Sado.

Quiero que disfrutes de mi sensualidad, mi vicio, mis 150 de pecho, y sobre todo de mis 23 cm de biberón, bien gorda para darte mucha caña.

Experta en principiantes, si quieres una buena sesión de sado ven a descubrirme, quedarás muy satisfecho.

Soy la más complaciente, la más viciosa y la más caliente.

Fiestera, todas las fiestas, blanca, Pooper.

Te sorprenderá mi rabo gordo, ven a saborearlo.

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de “Ella la tenía más grande que la mia”

Autor: abe21abe21

Cayeron en la cama, sin dejar de besarse, de acariciarse. Besó sus tetas. Lamió sus pezones. La mano de ella subía y bajaba a lo largo de su polla.

Si hubiese sido una mujer de verdad, habría bajado lentamente hasta su coñito, se lo habría comido sin parar hasta hacerla correr en su boca. Pero no tenía coño. Tenía polla. Por primera vez se atrevió a mirar.

-Joder!

-¿Qué pasa?

-Tu polla. Es más grande que la mía.

-Es mi chochito.

-Jajaja.

Chochito. Lo que ella tenía entre las piernas era una polla enorme. Se quedó mirándola. Nunca había tocado otra polla. Sintió curiosidad. Acercó su mano y la acarició con sus dedos. Palpitaba. Estaba caliente. Y muy dura. La agarró con la mano y empezó a moverla, como ella hacía con la suya.

Se besaban mientras cada uno acariciaba al otro. Jorge estaba muy cachondo. Tenía una enorme polla en la mano, pero ella era una mujer. Hermosa, sexy.

-Te quiero follar, preciosa.

-Ummmm…¿Me quieres meter la polla en mi chochito de atrás?

-Sí….

Ella se dio la vuelta, poniendo su precioso culito en pompa. Se chupó dos dedos y luego lubricó su culito. Jorge miraba como los dedos de ella entraban en su ‘chochito de atrás’.

-Fóllame…méteme la polla…

Se acercó. Apoyó la punta en el anito y empezó a empujar. Entró con facilidad, y no paró de empujar hasta que se la enterró toda.

-Aggggg que rico….me encanta tu polla…fóllame fuerte…

Empezó a entrar y salir. Era una delicia follarse aquel precioso culito. Mirar como su polla entraba y salía. Su preciosa espalda. Su roja melena.

-¿Te gusta mi coñito? ¿Te gusta follarme?

-Ummmm me encanta preciosa…Me encanta follarte.

-Y …aggg a mí que me folles con esa enorme polla….

Se la folló cada vez más fuerte, más rápido. Estaba a punto de correrse cuando paró. Se la sacó.

-¿Qué pasa? ¿No quieres seguir?

-Claro que quiero. Date la vuelta. Quiero mirarte mientras te follo.

Ella se puso boca arriba. Su polla descansaba sobre su barriga. Le llegaba más allá del ombligo.

Jorge cogió una almohada y se la puso debajo, para levantar su culo. Ella lo miraba con ojos brillantes. A Jorge, la cara de placer de ella cuando se la volvió a meter en el culito le pareció hermosa.

Se la folló ahora más despacito. Mirando su cara, mirando sus tetas…y mirando su polla. Ella se dio cuenta de que la miraba.