Rayka Márquez, Reina del vicio

Rayka Márquez, Reina del vicio 2017-10-25T15:52:50+00:00

Project Description

Guapa travesti viciosa en Bilbao
Travesti elegante y femenina en Bilbao
Travesti viciosa y tetona en Bilbao

Rayka, Reina del vicio y del griego profundo cañero

Hola soy Rayka Márquez, la reina de los vicios!!!
Estos días estoy en Bilbao para pasármelo follando sin parar.
Tengo 23cm reales para darte placer al máximo, siempre estoy a punto y nunca defraudo, soy muy entregada.
Soy de sangre caliente y el sexo es una necesidad para mí, nunca tengo suficiente, si me conoces, repites y sino, ven y verás que es una realidad….
Lo que también me excita mucho y me pone las bragas húmedas es hacer el griego profundo cañero.
Me encanta mucho practicar el francés salivado calentito.
Te recibo en mi piso y si lo deseas voy a tu hotel o domicilio.

Llámame, nos lo montaremos de vicio!!!

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de «Dominado por Sheila»

Autor: patsdom

Me recostó en la cama y volvió a mamarme la polla, pero estaba vez recorría todos mis huevos, el perineo y mi ano, cada vez pasaba más tiempo con mi ano que con mi polla. Jugaba a introducir su lengua en mi culo, cada vez más profunda yo hacía rato que estaba perdido en una nube de disfrute, su lengua en mi culo, y su mano masturbando lentamente mi polla. Empezó a cambiar nuevamente, mamando mi polla pero ahora era un dedo el que jugaba con mi ano, primero fue uno, con sus babas para lubricar, pero luego empezó a verter abundante lubricante en mi ano, y rápidamente tenía ya 2 dedos jugando y dando círculos. El tercero no se hizo esperar y ya a esa altura quería mas, ya no me chupaba la polla, sólo me follaba con tres dedos, me estaba reventando la próstata.

Tomo mis piernas y las levanto hacia sus hombros, me paso un cojín por la base de mi espalda y sin decir una palabra fue tanteando mi culo con su polla suavemente y luego lo empezó a introducir. Pensé que me iba a partir del dolor, pero lo que paso es que con la dilatación de los 3 dedos y el abundante gel, su polla se deslizó indolora hasta el final, sentí sus huevo chocar contra mí y luego empezó a follarme, primero suave y luego más fuerte según yo no me quejaba. Estuvo un largo rato follándome hasta que con una mano agarro la base de mis huevos y luego me empezó a masturbar rápidamente mientras me taladraba el culo, en esa posición y con ese trato, ya no pude aguantar más, no fue un orgasmo lento de aquellos que se ven venir, este fue todo lo contrario, me llegó de forma explosiva, y empecé a tirar violentos latigazos de leche para todos lados. Si el día anterior al acabar en el culo de Sheila pensé que no podía haber algo mejor, ahora no sabía que pensar, estaba totalmente derrotado después de semejante orgasmo. Sheila siguió bombeando al mismo ritmo y luego de unos pocos segundos ella también llego a su clímax dando gritos de satisfacción.