Safira, mulata viciosa y femenina

Safira, mulata viciosa y femenina 2019-05-16T16:26:59+00:00

Project Description

Travesti exótica y elegante de alto nivel en Bilbao
Trans de lujo muy exótica en Bilbao
Travesti guapa y viciosa en Bilbao

Safira, mulata muy femenina y viciosa con 21 cm de polla y 130 de pecho. Una enferma sexual.

Hola soy Safira, la mulata más viciosa que puedes encontrar.
Muy femenina, con 21 cm de polla y pechos de 130.
He llegado a Bilbao por primera vez para los placeres del sexo y del vicio al máximo.
Te confieso que soy una enferma sexual, la dominación, el sado, la lluvia dorada, besos con lengua y el francés natural en plan mutuo son mis prácticas favoritas.
Parejas, hombres y mujeres me ponen mucho para realizar todo tipo de fantasías. Puedes comprobarlo llamando y charlamos un poco.
Estoy en un piso privado, trabajo las 24 horas y también voy a tu hotel o domicilio.
No dudes en llamarme, pasaremos un buen rato…

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de «Fantasía»

Autor: Alfredo

Ella se movió y me colocó un condón por seguridad, se recostó boca arriba y me cogió con una mano la verga, la apuntó derecho a su culito, ella misma empujó un poco para que entrara. Al momento ya la estaba bombeando como loco, era muy excitante tener sexo y ver que la verga de Vanesa, se la seguía pajeando. Me detuve y le pedí que tratara de penetrarme, ella aceptó y ahora era yo que estaba en boca arriba con las piernas bien levantadas. Ella aplicó un lubricante para tratar de meterlo más suave, inició con el dedo dentro de mí, luego colocó su verga, primero entró la punta, se movía suave para tratar de no desgarrarme y al mismo tiempo me seguía pajeando. Fue una sensación muy extraña, pero deliciosa, trató de meterla toda pero no pudo ya que era demasiado ancha, así que después de un rato de estar así la sacó, yo la tomé y no la dejaba de pajear, ella nuevamente se la metió en la boca para hacerme llegar, mientras la mamaba. Ella misma se la cogió para cascársela y así, cuando yo estaba a punto de reventar, ella se echó para atrás quedando boca arriba, le eché todo mi semen en su verga mientras ella se la continuaba cascando, hasta que llegó cuando yo estaba botando mis últimas gotas.