Project Description

Puta caliente y muy fiestera en Bilbao
Fiestas con putas y escorts latinas en Bilbao
Francés natural, cubanas con tetas naturales, etc... en Bilbao

Samantha, latina caliente y fiestera, 24 horas.

Hola, soy Samantha. 35 años.

Mis fotos son 100% reales.

Si estas buscando una acompañante en el placer y quieres quedar totalmente complacido, la has encontrado!! Aquí estoy, seré tu mejor amante.

Me implicó totalmente, soy la perfecta compañía para que todas tus fantasías se hagan realidad.

Mis servicios son muy completos: francés natural bien salivado, cubanitas con mis ricas tetas naturales, caricias, besos con lengua, masajes eróticos, fiestas,…

También salidas a hotel y domicilio.

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de «¿Quién es ella?»

Autor: Golfo

Sus uñas se clavan contra mi espalda, al sentir que la invado. Dolor, deseo. Mi boca se apodera de la suya. Brutales embestidas, humedad. No me puedo creer lo bella que es. Gemidos, placer. Siento como su flujo recorre mis piernas. Excitación, acelero. Me abraza con sus piernas, incrementado nuestra pasión. Mordisco, sangre. Siento cómo se aferra con sus dientes a mi cuello, mientras su cueva se licúa. Comunión, descarga. Exploto dentro de ella, regándola con mi simiente.
Ella no está satisfecha, quiere más. Bajándose de mis brazos, me lleva a la cama. Empujándome sobre el colchón, me tumba. Vuelve a sonreír.
-Déjame hacer-, me dice mientras se acerca.
Los segundos se hacen eternos, paso a paso se aproxima a mi lecho. No albergo ninguna duda de que estoy jodido, cuando poniéndose a horcajadas sobre mí, se empala. Reinicia una danza ancestral que durará toda la noche. Sin dejarme descansar, me posee una y otra vez, las posturas y los orgasmos se suceden mientras el reloj no deja de girar.
No dormimos, trasnochando el día nos sorprende fundidos. Pero el amanecer no nos importa, somos presa del deseo, nuevamente consigue restablecer mi virilidad con su boca, exigiéndome que la posea.
Su último orgasmo es brutal, licuándose grita su placer, arañando mi pecho. Tras lo cual se levanta y se viste.