Descripción del proyecto

Masajes eróticos lingam y prostáticos en Bilbao
Putas elegantes en Bilbao
Masajista erótica madurita en Bilbao

Sonia, madurita muy especial

Sonia.

45 años.

Guapa y muy bien conservada.

Una madurita muy especial.

Para hombres tranquilos a los que les guste disfrutar de una auténtica mujer.

Especial lingam.

¿Me llamas?

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de «Los pies de Zuleika»

Autor: CuentaRelatos

…y procedió a quitarse el zapato derecho. Supongo que cayó una gota de saliva de mi boca. Efectivamente su pie era rosa, como leche y canela, bello, estilizado, perfecto. Ella era la que se sentía apenada por mostrar su pié, sin saber que para mí era el momento que esperaba. Pero, ¿Por qué lo esperaba?. Se vinieron estampas technicolor dentro de mis párpados, meses antes había un programa de Talk Show donde entrevistaban a tres «Casanovas», y el único que me pareció sugestivo era uno que decía que su técnica de seducción empezaba cuando ofrecía a las mujeres pintarles las uñas de los pies, estuve de acuerdo con John Travolta en Pulp Fiction cuando decía que un masaje de pies siempre es profundo y crea un nexo entre quien lo da y quien lo recibe, me identifiqué con Samuel L. Jackson en esa misma escena cuando dice que es el «Foot Masaje Fuckin Master» pues me considero tener maestría para el masaje de pies, toda mi vida le di masaje de pies a mi madre y nunca soñé que su gusto por ellos era en realidad un sano placer, recordaba que me retumbó semanas cuando una amiga me comentaba que le excitaba mucho ver los pies de un novio que tenía y me acordé que siempre miraba de las mujeres sus pies, así como recordé la vez en que rasuré mis pies sin motivo aparente. Tal vez los pies tenían para mí más valor de lo que me imaginaba. Así como nunca me acostaba con mujeres que no tuvieran los dedos largos y delgados, de palmas firmes, casi viriles, creo que advertía lo mismo de los pies, pero no me lo había hecho saber, hasta ahora.