Project Description

Preciosa travesti en Bilbao
Guapa travesti femenina en Bilbao
Tranx venezolana en Bilbao

Vanesa Venezuela, tranx femenina y dotada

Vanesa Venezuela.

Bella travesti de 24 años con un cuerpazo de infarto.

Transex venezolana muy joven y viciosa.

Puedes pedirme todo lo que desees.

Soy fiestera y morbosa a tope.

Tengo una polla enorme y muy lechera para darte mucho placer.

Mi boca caliente te hará las mejores mamadas.

Soy una travesti versátil, atrevida y juguetona, gozo al máximo en la cama y tengo mucha imaginación.

Me gustaría comerte enterito, mi amor.

Hago el mejor griego profundo.

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de «La cena del cornudo»

Autor: Fantasías Cukold

Diez minutos después estaba desnudo frente a mi cama con una travesti vestida con un corpiño negro tendida en ella, sonriente y expectante, mientras mi mujer se sentaba en un sillón al costado de la cama y se aprestaba a ver el espectáculo fumando tranquilamente. Se la veía francamente divertida con la situación. Todos mis complejos homófobos surgían a borbotones pero mi polla no mentía al decir al cielo que aquella mujer era muy atractiva. Un buen tipo, unos pechos naturales pequeños y firmes con bonita forma, unas piernas interminables, un culito redondo y como premio una cara femenina bien arreglada enmarcada en una melena larga y sedosa. Sus labios eran una réplica de los de mi mujer y lucían una sonrisa con encanto.

Eva se levantó y acarició los pechos de Julia y me mostró las delicias de mi amante con una sonrisa y luego me agarró del pene y me acercó a la cama. Mientras me daba un beso suave noté como Julia comenzaba a mamar mi verga con mimo y dedicación. He de decir que comprendí al momento porque mi Eva había mejorado tanto en esta materia y que sin duda estaba ante la mejor chupapollas de mi vida. Ahora Eva se reía suavemente viendo mi cara de excitación mientras Julia limpiaba mi verga de los restos de semen que aun debía tener y luego me miraba sonriente relamiéndose.

Penetré con ganas en el culo de Julia casi sin reparar en su pene que colgó semi animado cuando la puse a cuatro patas e intenté reventar con furia el culo de aquella puta que había prostituido a mi mujer, pero fue inútil, sólo provoque sus gemidos de gozo y tuve que reconocer que aquella puta había conocido muchas pollas más grandes que la mía.

Finalmente me entregué sin reparo y follamos como dos campeones mientras Eva nos animaba o se reía de nosotros según las poses. En mi tercera sesión de mamada finalmente no pude más y me corrí, no sé ni cómo, por tercera vez en el día, sobre la boca de Julia, que demostró ser toda una experta en jugar con el semen de un hombre y en lucirlo para su amante. Eva estaba emocionada con el resultado y me acariciaba satisfecha por el culo. Se la veía excitada. Entonces para mi mayor escarnio me dijo que “había sido muy descortés” corriéndome sobre el maquillaje de nuestra huésped y que esperaba que de inmediato la compensara. Empujó mi cabeza hacia abajo y orientó el pene de Julia hacia mi boca, “chupa” me ordenó. Por primera vez en mi vida me vi chupando una verga y encima a una persona con un total aspecto de mujer y cubierta de mi semen. Gemí de un gusto difícil de admitir y cuando Eva ordenó “a cuatro patas” ni lo dude, me puse con el culo en pompa, humillé mi cabeza y me apresté a ser follado por primera vez en mi vida.