Descripción del proyecto

Sexo anal travesti latina en Bilbao
Travesti muy puta en Bilbao relax
Sexo con travesti en Bilbao

Waleska tranx, puro fuego latino!

Waleska.

Una cita caliente e inolvidable con una compañía tranx de lujo.

No busques más, aquí me tienes!

Travesti Waleska, autentico fuego latino.

Femenina, guapísima, carita de niña buena, labios carnosos, cuerpazo alucinante, 130 de pechos, culazo respingón y tragón.

Una auténtica mujer pero con una gran sorpresa de 21cm reales que no te dejarán indiferente.

Puedo ser tanto activa como pasiva.

Tengo todo lo que necesites…

Llámame.

LITERATURA ERÓTICA


Texto extraído de «Rompiéndole el culo a Mili»

Autor: Adrianreload

…abriendo su culo para que mi verga entre sin obstáculos a su ano… mientras que por el ímpetu, caían las hojas de las ramas que la apresaban.

– Asiii… ohhh síii… … uhmmm… ohhhh… exclamaba enloquecida y me gustaba.

Llegué a pensar que hacía varios minutos que Mili pudo haberse liberado, pero no quiso, solo quería someterse a ese dulce martirio que tanto le gustaba. Antes su cuerpo se resignaba a que la violara, ahora ella se había acomodado mejor en el árbol para recibir mis embestidas, con la espalda arqueada y levantando el culo para recibirme mejor y hasta el fondo…

– No puedo más… no aún no… nooo… uhmmm… por más que se resistió, desfalleciente terminó envuelta en un profundo orgasmo que la hizo temblar de pies a cabeza…

– ¿Qué?… ¿es todo?… le reclamé aún molesto.

– Ay nooo… no doy más… ufff…. uhmm… resoplaba molida, disfrutando extasiada.

No llegué tan lejos para irme sin disfrutarla al máximo… me faltaba poco para satisfacerme, en parte sería caballero y no abusaría más de su culo criminalmente y analmente torturado. Me dirigí de nuevo frente a ella, que reventada de placer me miraba embobada, colorada y jadeante… entonces cometería la última vejación de la tarde…

– Ay… Dany… no sé qué… tiene tu verga… que me deja… sin aliento… resoplaba Mili.

– Ahora lo sabrás… le repuse.

Ella abrió la boca en expresión de asombro… lo que aproveché para nuevamente jalonearle la cabeza e incrustarle mi verga hasta la garganta, casi sentí sus labios en mis bolas… viendo que se ahogaba, la solté un poco porque aún no se reponía del orgasmo y respiraba con dificultad…

Cuando se repuso, otra vez Mili se asió de mi verga, dándole una succión cariñosa, hasta limpieza… pero yo no quería eso… yo quería completar lo que quedó a medias… así que tomé su cabeza por los lados… los cabellos por encima de su sien y empecé a pajearme con sus húmedos y carnosos labios…

– Uyyy… cuidado… mierd… quise advertirle pero era muy tarde, mi leche inundó su boca.

Por lo placentero de aquella cogida, con Mili aprisionada dándome su culo para que lo disfrute, con todo el sabor a revancha que me supo esa cogida, sentirme resarcido de lo que me inculpaban… terminé en una brutal descarga de semen… que la pobre Mili término tragando en parte…